Alineación: no es un deber pero no se debe descuidar

No necesariamente se debe alinear el carro con frecuencia, pero es un aspecto de mantenimiento que se debe vigilar. La alineación de las ruedas delanteras y traseras, cuando son ajustables, es una condición fundamental para que el carro tenga mejor estabilidad, gaste las llantas de manera simétrica y no las acabe prematuramente.

La alineación es una operación manual, pues no existe esa ‘historia’ de la alineación electrónica, ya que es una persona la que hace los ajustes pertinentes.

Otra cosa es que sean medibles en una máquina que tiene un ‘cerebro’ con las informaciones de cada carro y que los parámetros que capten sus sensores se confronten con un mapa básico de posición de las ruedas y su coincidencia con las medidas de la fábrica del carro. Una vez hecha la medida, es el operario el que mueve las piezas.

El paralelismo de las ruedas y los grados de inclinación (cámber) que tengan con respecto al piso definen el apoyo del caucho y su mejor agarre y duración.

Cada carro tiene diferentes reglajes dependiendo del diseño y el movimiento de sus suspensiones, pues cuando estas trabajan cambian constantemente de ángulos y se necesita un compromiso para que en la posición más usual estén en la mejor actitud.

Todavía no hay comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



¡CONTÁCTANOS AHORA!